La División de Estudios Jurídicos, DEJ, busca liderar un nuevo tipo de investigación y de docencia en Derecho, que responda a la necesidad de afianzar un sistema de reglas jurídicas creíbles y eficaces en México. Ello requiere innovar tanto en la forma de hacer investigación jurídica así como en los métodos con los que se forman los abogados. En otras palabras, dejar la concepción dogmática y normativista del Derecho, según la cual las palabras de la ley son capaces de conjurar todos los males y prefigurar cualquier realidad deseable, y sustituirla por una concepción interdisciplinaria del Derecho en donde los diferentes grados de eficacia de las normas y su impacto en la conducta de los individuos sean los temas centrales de la investigación y los puntos de partida de la docencia.

Así, en el área de docencia, el equipo de profesores que integran la DEJ está impulsando una reforma en los métodos de enseñanza del Derecho, cuya idea central consiste en formar abogados orientados a resolver problemas jurídicos. Ello significa dejar a un lado la sola memorización de normas en abstracto para estudiar el Derecho a través del análisis de los conflictos o problemas a los que se enfrenta un abogado.

El estudio del material normativo a través de problemas jurídicos reales significa la elaboración de nuevos materiales didácticos y el desarrollo de técnicas de enseñanza interactivas. El equipo de profesores de la DEJ realiza estas tareas con la asesoría y respaldo de la Escuela de Derecho de Stanford (E.E.U.U.).

En el área de investigación, la DEJ también tiene una agenda innovadora. A diferencia de la investigación jurídica más común en México, la cual se ha caracterizado por el análisis teórico y conceptual de los textos normativos, los profesores de la DEJ comparten la idea de que el Derecho, como objeto de investigación, debe estudiarse en acción, esto es, a partir de la interacción entre las normas con la realidad social que pretenden regular. Se trata, en último término, de medir empíricamente la distancia entre lo que será (marco normativo) y lo que es (Derecho en acción). Ello significa incorporar a la investigación jurídica los métodos propios de las ciencias sociales y elaborar un tipo de investigación en Derecho genuinamente interdisciplinario.

Programas Docentes

Micrositios