El impacto en México de la labor de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado

María Mercedes Albornoz, Profesora Investigadora Titular de la División de Estudios Jurídicos del CIDE, escribió el artículo El impacto en México de la labor de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado  publicado en la Revista Mexicana de Derecho Internacional Privado.

 

Introducción

 

La Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado (en adelante, la Conferencia de La Haya, o la Conferencia) es un foro de codificación universal en materia de Derecho Internacional
Privado que este año (2018) celebra ciento veinticinco años de vida2. Su objeto es “trabajar en la unificación progresiva de las normas de Derecho Internacional Privado”3, tendiendo puentes entre culturas jurídicas4. Así lo ha venido haciendo a lo largo del tiempo.

En la actualidad, ochenta y dos Estados y una Organización Regional de Integración Económica5 (la Unión Europea) tienen el carácter de miembros de este organismo internacional6. Del total de miembros, doce son latinoamericanos y entre ellos se encuentra México, que firmó el Estatuto de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado el 18 de marzo de 1986. Desde entonces, el instrumento entró en vigor con respecto a México7, que se convirtió en miembro de la Conferencia cuya sede se ubica en la ciudad de La Haya, en los Países Bajos.

Como Estado miembro, México comparte la preocupación de la Conferencia de La Haya por facilitar la vida de las personas en situaciones vinculadas con una pluralidad de sistemas jurídicos. Esto lo ha llevado a adquirir la calidad de Estado contratante de varias convenciones internacionales adoptadas en el seno de la Conferencia. Sin contar los denominados “viejos convenios” firmados entre 1902 y 19458, a octubre de 2018 el organismo ha aprobado cuarenta instrumentos jurídicos, entre convenios, protocolos y principios. Más allá de los Principios sobre la elección de la ley aplicable en materia de contratos comerciales internacionales del 19 de marzo de 20159, que por su misma naturaleza de soft law10 no tienen Estados contratantes, y del ya referido Estatuto del organismo, México es Estado parte de seis instrumentos.
El presente texto parte de la premisa de que los instrumentos internacionales fruto del trabajo de la Conferencia y sus Estados miembros contribuyen a la unificación progresiva de las normas aplicables a casos transfronterizos y a contar con más certeza y justicia en las relaciones jurídicas de carácter internacional. Por ello, de manera general, se considera positivo ser Estado contratante de los convenios de La Haya. De este modo, puede afirmarse que es beneficioso para México ser parte de dichos instrumentos y que éstos se integren al sistema jurídico del país como normas de fuente internacional. No obstante, es necesario ser conscientes de que tampoco debe caerse en el extremo de adherirse a ciegas a todos los convenios existentes o futuros, sino que se requiere valorar cuáles de ellos serían los más provechosos para México en la actualidad y en los años por venir.
Ahora bien, el trabajo de la Conferencia no se limita exclusivamente a la negociación, redacción y adopción de instrumentos, sino que se extiende más allá en el tiempo. En este sentido, comprende también actividades post-convenio, de asesoría y acompañamiento a los Estados en la implementación de los instrumentos e, incluso, de formación de redes de autoridades para facilitar la cooperación internacional.
En este contexto, el impacto de la labor de la Conferencia de La Haya en México ha sido muy valioso; pero también es cierto que hay margen para incrementarlo, a fin de propiciar más certeza
y justicia en las relaciones jurídicas privadas multiconectadas. Es por eso que, en primer lugar, se examinará el impacto que ha tenido hasta ahora en México el trabajo de la Conferencia y, en segundo lugar, se identificará en qué áreas se podría fortalecer dicho impacto para, finalmente, arribar a conclusiones que sugieran posibles líneas de acción para el futuro.

 

Termina de leer el artículo El impacto en México de la labor de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado aquí

 


 

2 El 12 de septiembre de 1893, con un discurso inaugural pronunciado por Tobias Asser, comenzó la primera sesión de la Conferencia de La Haya. Van Loon, Hans, “The Hague Conference on Private International Law: Asser’s Vision and an Evolving Mission”, Yearbook of International Law – Annuaire de La Haye de Droit International, Leiden, Koninklijke Brill NV, 2012, pp. 3-11.
3 Artículo 1° del Estatuto de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado, adoptado el 31 de octubre de 1951 en la Séptima Sesión de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado, en vigor desde el 15 de julio de 1955. https://www.hcch.net/es/instruments/conventions/full-text/.
4 Van Loon, Hans, “The Hague Conference on Private International Law: Current Problems and Perspectives”, Cursos de Derecho Internacional y Relaciones Internacionales de Vitoria-Gasteiz, Vitoria-Gasteiz, Facultad de Derecho de la Universidad del País Vasco, 2002, p. 25, http://www.ehu.eus/cursosderechointernacionalvitoria/ponencias/pdf/2002/2002_1.pdf.
5 Nótese que el Estatuto ha sufrido modificaciones el 30 de junio de 2005, aprobadas por los miembros en fecha 30 de septiembre de 2006 y en vigor desde el 1º de enero de 2007, para permitir que las Organizaciones Regionales de Integración Económica puedan ser miembros de la Conferencia. Ídem.
6 Estatuto de la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado, Tabla de estado de situación, https://www.hcch.net/es/instruments/conventions/status-table/?cid=29.
7 Ídem.
8 Son los convenios sobre matrimonio, divorcio y tutela (todos ellos de 1902), procedimiento civil, efectos del matrimonio e interdicción (los tres de 1905) y el Protocolo para reconocer a la Corte Permanente de Justicia Internacional competencia para interpretar los Convenios de La Haya de derecho internacional privado (del 31 de marzo de 1931), https://www.hcch.net/es/instruments/the-old-conventions.
9 https://www.hcch.net/es/instruments/conventions/full-text/?cid=135.
10 Con la adopción de los Principios sobre la elección de la ley aplicable en materia de contratos comerciales internacionales, la Conferencia muestra una actitud receptiva hacia técnicas blandas de codificación. Se considera apropiado adoptar tal actitud en una época como la actual. En efecto, “la reflexión sobre (…) el desarrollo del soft law abre la puerta hacia una concepción más abierta, flexible, compleja y plural del derecho internacional, acorde con los tiempos de mayor globalización mundial”. Albornoz, Jorge R. y All, Paula María, “La lex mercatoria, el soft law y el Derecho Internacional Privado”, en Silva, Jorge Alberto (coord.), Estudios sobre lex mercatoria. Una realidad internacional, 2ª ed., Ciudad de México, Instituto de Investigaciones Jurídicas, Universidad Nacional Autónoma de México, 2013, p. 7.

 

TOP