Estudio introductorio. Ni tribunal ni electoral

Javier Martín Reyes, Profesor Asociado de la División de Estudios Jurídicos del CIDE, y Juan Jesús Garza Onofre escribieron el capítulo Estudio introductorio. Ni tribunal ni electoral en el libro Ni Tribunal Ni Electoral.

 

 

Imaginemos un juego de futbol sin porterías o una carrera de coches sin meta. Se trata de supuestos a todas luces extraños y absurdos, pues sin esos elementos el juego carece de sentido. En el primer caso, al momento en que los futbolistas se enfrenten entre sí sin tener noción alguna de los criterios para triunfar o perder en la contienda, éstos quedarán al absoluto arbitrio de sus voluntades. En la segunda hipótesis, cuando los vehículos en disputa no pueden distinguir el final del trayecto, la competencia deja de ser competencia por su carácter imperecedero; al no existir una línea de llegada, quienes manejan los coches están en posibilidad de utilizar cualquier tipo de maniobras con el fin de que la carrera concluya.

Utilizamos este par de ejemplos, a manera de metáforas, para enfatizar la función medular que ejerce el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) en el sistema electoral mexicano. Si bien en el juego electoral participan distintas autoridades —la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el Instituto Nacional Electoral (INE), así como los tribunales e institutos electorales locales—, el TEPJF juega un papel central. No estamos sólo frente a un árbitro que vigila la aplicación de reglas del juego electoral, o que fija ciertos parámetros para encauzar el buen desarrollo de las elecciones.

Puedes conseguir el libro Ni Tribunal Ni Electoral aquí.

TOP