Los nómadas del noreste novohispano: Culturas impugnadas | Istor 77

“A los historiadores les disgustan los nómadas”, sentenció hace años el profesor Lindner, con mucha razón.1 Al abordar el tema se encuentra uno con que tiene pocos antecesores, sean historiadores o arqueólogos, en quienes basar la búsqueda de ese largo pasado de millares de aborígenes que vivieron en una región dos veces del tamaño de la España ibérica durante una larga etapa de siglos. Esta geografía fue definida por los europeos como Septentrión y, más precisamente, como Tierra Adentro, significando en ambos casos la ignorancia sobre lo que ahí pudiese haber y sobre sus habitantes. Cuando llegó a la región el capitán Francisco Cano, en 1568, le envió al rey una carta en la que decía que había llegado a La Florida.Los profesionales hicieron un vacío en torno a los antepasados de este septentrión a quienes se contentaron con definir tenuemente como “bravos bárbaros gallardos”, quiero decir que les bastó un sustantivo y tres adjetivos para describir un larguísimo pasado. Esa descripción la adoptó Vito Alessio Robles, a la que añadió que esos indios eran amantes de la libertad.3

El médico Dávila Aguirre, historiador amateur, escribió un interesante libro con citas de documentos de archivo que ya no existen pero coinciden en no pocos datos con otros que he localizado en mis propias búsquedas.4 En lo que toca a Nuevo León, otro aficionado realizó un trabajo cardinal en el sentido de la indagación y la paleografía de documentos. Publicó varios libros (que podrían definirse como antologías) fundamentales, pero en su más importante obra dedicó unas cuantas páginas a los indígenas.5 Del Hoyo presenta legajos sorprendentes sobre el maltrato a los naturales e incluye la carta de fray Francisco de Rivera, en la cual exigía al gobernador del Nuevo Reino de León que los exterminara de la faz de la tierra. Para Tamaulipas se encuentran libros parecidos que, de manera interesante, aportan una idea de los indios, y hay que señalar un trabajo antropológico pionero.Acerca de los aborígenes del sur de Texas existen interesantes estudios que he citado en textos anteriores.

Continúa leyendo aquí Historias del noreste mexicano, escrito por Carlos Manuel Valdé


1 Rudi Paul Lindner, “What Was a Nomadic Tribe?”, Comparative Studies in Society and History, núm. 24, 1982, pp. 689-711, p. 689.

2 Archivo General de Indias (agi), Patronato, 22, 1, 1, 1568, Carta a su Majestad. Cano llegó al sureste del actual Coahuila, a miles de kilómetros de Florida.

3 Vito Alessio Robles, Coahuila y Texas en la época colonial, México, Porrúa, 1938. Tal vez el lector alegue que ese no era el tema escogido por don Vito. Es cierto, sin embargo, revisé su enorme acervo documental que está en Saltillo y encontré abundantes manuscritos paleografiados que dejó sobre esos bárbaros gallardos. ¿Tuvo la idea de abordar el tema? Lo más seguro es que sí, si no para qué esforzarse en una transcripción tan tediosa.

4 J. de Jesús Dávila Aguirre, ¡Chichimécatl! Origen, cultura, lucha y extinción de los gallardos bárbaros del norte, Saltillo, Universidad de Coahuila y Ateneo Fuente, 1967.

5 La obra: Eugenio del Hoyo, Historia del Nuevo Reino de León (1577-1723), Monterrey, itesm, 1972; una de sus antologías: Indios, frailes y encomenderos en el Nuevo Reino de León. Siglos xvii y xviii, Monterrey, Archivo General del Estado de Nuevo León (agenl), 1985. Del Hoyo en Nuevo León y Alessio Robles en Coahuila son los padres de la historiografía regional.

6 Isabel Eguilaz de Prado, Los indios del nordeste de Méjico en el siglo xviii, Sevilla, Seminario de Antropología Americana, 1965.

Istor es una publicación trimestral de la División de Historia del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Su objetivo es ofrecer un acercamiento original a los acontecimientos y a los grandes debates de la actualidad internacional. La revista está concebida por un equipo internacional reconocido, cuya finalidad es la apertura de nuevos espacios de discusión sobre el quehacer histórico y de la actualidad internacional. Esta propuesta histórico-internacional va dirigida a un público académico especializado y en general a un público intelectual interesado por conocer diversos puntos de vista sobre un mismo tema. En cada entrega el lector obtiene un libro-objeto fácilmente reconocible y de cómodo manejo.

TOP