Tristeza del historiador | Istor 78

El documento que reproducimos aquí in extenso es un artículo publicado en Esprit, el primero de abril de 1939, por Henri-Irénée Marrou bajo el seudónimo de Henri Davenson.
El historiador de San Agustín y del supuesto fin de la cultura antigua (tema de su tesis de 1937) colaboró, como es bien sabido, muy regularmente en la revista de Emmanuel Mounier desde 1935. Contribuyó con deslumbrantes crónicas musicales, reportajes originales y varios artículos más bien políticos.* De esta manera fustigará, desde el Otoño de Múnich hasta la declaración de la guerra, el creciente racismo en la Italia de Mussolini, abogará por la elección de un papa italiano tras la muerte de Pío XI y, sobre todo, recordará, en septiembre de 1939, con motivo de la pálida conmemoración de la Gran Revolución, la fuerza de “la libertad o la muerte” entre los verdaderos herederos del 89.

Desde ese momento, he aquí que rompe —gracias a su “Tristeza del historiador”— con el silencio de los mandarines de la historia que, con los Annales en mente, no debieron pensar en tener que interesarse en la tesis defendida tan enérgicamente por Raymond Aron, su compañero de la calle d’Ulm, el 26 de marzo de 1938, unos días antes del Anschluss, y publicada por Gallimard. Un “viejo señor”, de 35 años, ofrece a un joven discípulo “ansioso por descubrir lo que puede ser la historia” sumergirse en el agua fresca de la Introducción a la filosofía de la historia,** e influido por esta corriente, discute felizmente sobre el presente y el pasado, la ciencia y la amistad, sobre la historia magistra vitae. No digamos más. Basta con dejarnos conquistar por esta brillante elocuencia y estar dispuestos a considerar que, a casi sesenta años de distancia, muchas de las preguntas aquí evocadas siguen sin resolverse, por lo que podría ser oportuno recuperar parte del apoyo con el que Marrou las aborda, con la finalidad de devolver la “salvación a la tierra”.

Continúa leyendo aquí China: La Gran Incógnita, escrito por Henri-Irénée Marrou


* Véase Henri-Irénée Marrou, Crise de notre temps et réflexion chrétienne (de 1930 à 1975) [Crisis de nuestro tiempo y reflexión cristiana de 1930 a 1975], París, Beauchesne, 1978, una recopilación de sus mejores textos comprometidos, publicados con un prefacio de Charles Piétri y una introducción de Jean-Marie Mayeur.

** Ésta fue reeditada en 1986 por Sylvie Mesure (Gallimard). Sobre la tesis misma, y con la excepción de Marrou, sólo Bernard Groethuysen la reconoció en la medida correcta, en La Nouvelle Revue française del 1 de octubre de 1939, véase Nicolas Bavez, Raymond Aron. Un moraliste au temps des idéologies, París, Flammarion, 1993, capítulo 6.

Istor es una publicación trimestral de la División de Historia del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE). Su objetivo es ofrecer un acercamiento original a los acontecimientos y a los grandes debates de la actualidad internacional. La revista está concebida por un equipo internacional reconocido, cuya finalidad es la apertura de nuevos espacios de discusión sobre el quehacer histórico y de la actualidad internacional. Esta propuesta histórico-internacional va dirigida a un público académico especializado y en general a un público intelectual interesado por conocer diversos puntos de vista sobre un mismo tema. En cada entrega el lector obtiene un libro-objeto fácilmente reconocible y de cómodo manejo.

TOP