Investigadoras del CIDE Región Centro señalan las dificultades que enfrentan las y los estudiantes de educación básica y sus familias durante la pandemia

Las Doctoras Yahaira Rodríguez y Yadira Peralta comparten los resultados del diagnóstico del modelo pedagógico “Aprende en Casa”, con el que analizaron la percepción de las madres y los padres de familia sobre las prácticas educativas a distancia implementadas a partir de la estrategia nacional “Aprende en Casa” que entró en vigor en abril del 2020 como parte de las medidas tomadas ante pandemia por Covid-19.

Para llevar a cabo este diagnóstico, se encuestaron a 195 madres y padres de familia en Aguascalientes, quienes forman parte del Estudio Longitudinal del Desarrollo de las Niñas y los Niños de Aguascalientes (EDNA).

Los resultados muestran los retos que han enfrentado tanto madres y padres de familia como las y los estudiantes para llevar a cabo su educación a distancia.

Las madres de familia han sido quienes apoyan con mayor frecuencia a las y los estudiantes durante la educación a distancia. En promedio, las y los estudiantes dedican cuatro horas diarias a la educación a distancia. La asignatura de mayor dificultad para ayudar a las y los estudiantes es pensamiento matemático.

El 79% de las madres y padres de familia participantes en la encuesta consideran buena o muy buena la manera en que las y los docentes llevan a cabo la enseñanza a distancia. Sin embargo, el 71% declaró no contar con las herramientas pedagógicas para apoyar a sus hijas e hijos en las actividades correspondientes a educación a distancia; el 54% dijo no contar con la tecnología adecuada; y el 25% de las madres y los padres de familia no cuenta con el tiempo suficiente para apoyar a sus hijas e hijos con la educación a distancia. Asimismo, el 54% de las madres y los padres de familia considera que las y los estudiantes aprenden menos en la modalidad a distancia comparado con lo que aprenderían normalmente en clases presenciales.

A las familias encuestadas les preocupa no contar con espacios y herramientas adecuadas para la educación a distancia. El 44% de las madres y los padres de familia considera que no tienen en casa las condiciones adecuadas para que sus hijas e hijos tomen clases en esta modalidad. Solo el 56% de las familias encuestadas reportaron contar con acceso a internet desde casa. Además, sólo el 22% cuentan con una computadora, ya sea propia o compartida; por lo que las redes sociales y telefonía son los medios de contacto usados más frecuentemente entre docentes y sus estudiantes. Aunado a esto, el 30% de las madres y padres de familia consideran que las y los estudiantes y la persona que les apoya con su educación a distancia no pueden manejar la tecnología necesaria para llevar a cabo todas las actividades requeridas.

Otro de los grandes retos que enfrentan las familias aguascalentenses ante la modalidad educativa a distancia, son los aspectos socioemocionales que están viviendo a consecuencia de la pandemia. El 80% de las madres y padres de familia considera que sus hijas e hijos están menos motivados con la educación a distancia este ciclo escolar que el pasado, por lo que el estado de ánimo ha sido un desafío durante este periodo. Cansancio, abrumación por el trabajo, ansiedad y/o estrés han sido de las emociones experimentadas más frecuentemente tanto por madres y padres de familia como por estudiantes.

Ante los resultados obtenidos, la Dra. Yahaira Rodríguez y la Dra. Yadira Peralta hacen algunas sugerencias para fortalecer los procesos de enseñanza-aprendizaje:

1. Acotar contenidos curriculares y profundizar en temas clave. Realizar este ejercicio en colaboración con otros docentes, preferentemente con colegas de la misma institución que trabajen con el mismo grado y grados consecutivos.

2. Fortalecer la orientación sobre el uso de recursos y herramientas de la estrategia Aprende en Casa para potencializar el uso de cada una de las líneas de acción que integran esta estrategia.

3. Identificar recursos de la estrategia Aprende en Casa que pueden trascender la educación a distancia de tal manera que al regreso a clases presenciales prevalezcan recursos sólidos en cuanto a contenidos curriculares, que además sean amigables y amenos para docentes y estudiantes.

4. Seguir impulsando acciones que fortalezcan el acceso a la tecnología, como el programa #QueNadieSeVaya, para aminorar las disparidades de acceso y reforzar esfuerzos que ayuden a combatir la brecha de habilidades digitales que se ha mantenido a lo largo de los años en el Sistema Educativo Mexicano.

Este proyecto obtuvo financiamiento de la convocatoria Conacyt 2020-1 Apoyo para proyectos de investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación en salud ante la contingencia por COVID-19. Consulte los resultados del diagnóstico en: https://cdn.designa.mx/EDNA/documentos/aprende_encasa.pdf

Los hallazgos de investigación, las opiniones y los comentarios reunidos en este sitio son responsabilidad de las y los autores, y no representan una posición institucional del CIDE.