Limitaciones y coordinación militar: Cómo las TICs moldean la intensidad de la violencia rebelde – PEV

Limitaciones y coordinación militar: Cómo las TICs moldean la intensidad de la violencia rebelde

Martín Macías, exalumno de la Maestría en Ciencia Política del CIDE y estudiante de doctorado en Ciencia Política en la Universidad de Michigan

Laura Atuesta, Coordinadora del Programa de Política de Drogas del CIDE Región Centro

La penetración de las tecnologías de la información y la comunicación (TICs) en todo el mundo ha aumentado de forma dramática y constante en los últimos años. Por ejemplo, según el Banco Mundial, incluso las regiones de bajos ingresos como África, experimentaron un aumento significativo de la accesibilidad a internet y a los teléfonos móviles entre 1995 y 2006. En 1995, menos del 1% de la población africana tenía acceso a alguno de los dos. En 2006, el 2% tenía acceso a internet y el 14% a teléfonos móviles. Estas cifras suponen un cambio de más de 600 y 1200 puntos porcentuales, respectivamente. En 2011, la accesibilidad a las TICs en la región aumentó otros 200 puntos porcentuales. Por el contrario, los conflictos civiles armados en África parecen estar disminuyendo en favor de levantamientos no violentos. Aunque esta correlación podría sugerir que la tecnología contribuye a reducir los conflictos civiles armados, países de la región como Nigeria, Libia y la República Centroafricana siguen experimentando altos niveles de violencia.

Recientemente, algunos académicos han investigado los efectos de las TICs en los patrones de los conflictos civiles armados, pero la direccionalidad de dichos efectos sigue siendo difícil de determinar. Algunos estudios encuentran que las TICs pueden aumentar la probabilidad de que se produzcan conflictos armados porque pueden dar a los grupos armados mejores herramientas para resolver sus problemas de acción colectiva. Sin embargo, otros estudios sugieren que las TICs pueden mejorar la vigilancia del gobierno, reduciendo la capacidad de los rebeldes para llevar a cabo ataques armados.

Con base en esta literatura reciente, estudiamos el efecto de las TICs en la intensidad de la violencia de los rebeldes en el artículo “Constraints and military coordination: How ICTs shape the intensity of rebel violence,” publicado en la revista International Interactions. En el artículo exploramos cómo  el efecto de las TICs varía según el tipo de tecnología. Argumentamos que, mediante herramientas básicas como llamadas telefónicas y los servicios de SMS, la accesibilidad a los teléfonos móviles aumenta los niveles de violencia al mejorar la coordinación militar de los rebeldes para llevar a cabo ataques armados. La mejora de la comunicación entre pares que proporcionan los teléfonos móviles ayuda a los rebeldes a resolver sus problemas de acción colectiva y a mejorar la organización logística de las operaciones militares dada una mejora en su  acceso a información táctica.

En cambio, un mayor acceso a internet y a sus plataformas, como las redes sociales y los sitios web, estaría asociado con niveles más bajos de violencia debido a dos mecanismos distintos: uno relacionado con los partidarios de los rebeldes y otro con sus opositores. A través de las plataformas de internet, los grupos rebeldes tienen la oportunidad de ampliar su audiencia y conseguir apoyo tanto nacional como internacional mediante campañas de persuasión en las que enfatizan su moderación en el uso de la violencia. Además, dado que el internet ofrece a otros actores—víctimas de la violencia, periodistas, ONG—herramientas para difundir información, es más probable que los grupos rebeldes sean señalados públicamente y por tanto enfrenten mayores presiones si cometen actos de violencia excesivos. Por lo tanto, argumentamos que, con un mayor acceso a internet, los rebeldes tienen más incentivos para mantener bajos niveles de violencia  y así poder maximizar la eficacia de sus campañas de persuasión para no ser catalogados como actores que ejercen violencia excesivamente.En otras palabras, dado que el internet permite a los rebeldes estar en el centro de atención, tratarán de limitar sus niveles de violencia para evitar perder a sus seguidores.

Una manera adicional en que el internet puede contribuir a reducir los niveles de violencia es otorgando a los oponentes de los rebeldes, especialmente a los gobiernos, mejores herramientas de vigilancia que sirvan para restringir los intentos de los rebeldes de producir violencia. Por ejemplo, con un mayor acceso a internet, los gobiernos adquieren la capacidad de vigilar a los grupos no estatales y de imponer cortes en el servicio de internet para obstaculizar el desarrollo y la organización de rebeliones.

Utilizando una base de datos panel de países entre 1989 y 2007 y la base de  datos de eventos georreferenciados del Programa de Datos sobre Conflictos de Uppsala, encontramos una asociación positiva y consistente entre un mayor acceso a los servicios de telefonía móvil y la violencia rebelde. Por otro lado, encontramos que un mayor acceso a internet se asocia con menores niveles de violencia, aunque este efecto parece agruparse en los años más recientes, después de la creación de las principales plataformas de medios sociales contemporáneos como Facebook y Twitter.

Aunque es necesario mayor investigación en este tema, nuestro estudio desarrolla los diferentes mecanismos causales por los cuales las TIC afectan la violencia en los conflictos armados una vez se desglosan por tipo de tecnología. Además, nuestro estudio sugiere que las políticas centradas en la penetración del internet en las comunidades podrían ser una herramienta útil para mitigar la intensidad y el uso de la violencia rebelde.

Una versión en inglés de este texto se publicó en el blog de International Interactions. Agradecemos a Alejandra Quezada por su apoyo en el proceso de traducción.