Investigación CIDE analiza medidas de mitigación del COVID-19 en prisiones de LATAM
Miércoles, Feb. 24, 2021
 
Investigación CIDE analiza medidas de mitigación del COVID-19 en prisiones de LATAM


Ciudad de México, 24 de febrero del 2021.
Durante la pandemia por COVID-19 las prisiones en México y América Latina han tomado ciertas medidas para evitar los contagios en estas comunidades.

En el artículo de investigación “Responding to COVID-19 in Latin American Prisons: The Cases of Argentina, Chile, Colombia, and Mexico”, Gustavo Fondevila, Profesor Investigador de la División de Estudios Jurídicos del CIDE; Lina Marmolejo y Daniela Barberi, de la George Mason University; Marcelo Bergman, de la Universidad de Chile; y Olga Espinoza, de la Universidad Nacional Tres de Febrero, indagaron y analizaron las acciones tomadas por los sistemas penitenciarios ante esta enfermedad.

La investigación tuvo como objetivo explorar los desafíos que enfrentan estas instituciones, las acciones tomadas, el impacto de estas y su efecto inmediato en medio de una pandemia.

“Las personas están acostumbradas a pensar que las prisiones son depósitos de personas que han cometido delitos y que enviándolas a ese lugar se terminan los problemas. No. Las prisiones están dentro de nuestra sociedad con motivos específicos y la idea es que se reintegren al cuerpo de la sociedad. Esa reinserción social pone a la cárcel dentro de la sociedad también. Las cárceles son un problema social, son un problema de todos”, comentó el Dr. Gustavo Fondevila sobre la importancia de las prisiones en los países.

Para desarrollar esta investigación, se realizó un análisis comparativo de cómo la pandemia ha impactado los sistemas penitenciarios en Argentina, Chile, Colombia y México, y se discutieron las respuestas de los gobiernos para abordar esta crisis de salud. La investigación se centró en tres preguntas: ¿Cómo ha afectado la pandemia mundial a la vida cotidiana de las personas dentro de las cárceles?, ¿cómo han respondido y gestionado estos cuatro países la pandemia dentro de las cárceles?, y ¿cuáles son las lecciones aprendidas de la variedad de respuestas a la pandemia?

El artículo partió del contexto de las cárceles latinoamericanas, donde de acuerdo con las cifras proporcionadas en la investigación, esta región alberga al 12% de la población carcelaria total del mundo y la tasa de encarcelamiento se ha duplicado de 118.8 a 241 por cada 100 mil habitantes desde el año 2000.

Este crecimiento ha hecho que las instituciones operen en un 60% por encima de su capacidad y por consecuencia, acorde a esta investigación, impera la falta de higiene, acceso limitado a bienes básicos, servicios deficientes de salud y falta de financiamiento en las prisiones de América Latina.

Para indagar en las acciones de mitigación debido al COVID-19, el estudio se basó en tres fuentes de información: la primera se constituye de bases de datos, informes de ONG’S, gobiernos, organizaciones internacionales y notas periodísticas.

La segunda fuente de información usó datos cuantitativos obtenidos de todos los países de América Latina, exceptuando a El Salvador. Se diseñó una encuesta en línea que se aplicó en sistemas penitenciarios federales y estatales. El objetivo de esta herramienta fue recopilar información sobre las respuestas iniciales de las prisiones al COVID-19 y el impacto en prisioneros y personas.

La encuesta se envió a 31 académicos penitenciarios latinoamericanos. Ellos recogieron datos de fuentes oficiales e informes personales de altos funcionarios de las prisiones. Se recibieron 27 cuestionarios resueltos, que representaron a 18 países de América Latina.

La tercera fuente de información para la investigación consistió en analizar cuatro entrevistas con académicos y profesionales de las prisiones de Argentina, México, Chile y Colombia.

Acciones en prisiones para mitigar el contagio por COVID-19

El primer caso de COVID-19 en prisiones fue reportado el 29 de marzo del 2020 en Chile. Organismos internacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS), agencias del sistema de Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos emitieron recomendaciones para prevenir y controlar la pandemia en las penitenciarías y centros de detención:

Liberar las prisiones para reducir la población. Los datos de la encuesta regional muestran que la mayoría de los países liberaron a la población en riesgo (ancianos, personas con afecciones médicas, mujeres embarazadas) y presos asociados con delitos no violentos, graves o sexuales.

Limitar las nuevas admisiones penitenciarias. Se llamó a que los sistemas de justicia penal consideraran la posibilidad de reducir los arrestos en delitos menores, establecer fianzas más bajas, posponer la ejecución de condenas de hasta 6 meses y convertir las condenas en multas. Este tipo de medidas ocasionaron en Argentina y Colombia hacinamiento en los centros de detención temporal. En México la información es escasa.

Adoptar acciones de prevención y mitigación del COVID-19: limitaciones de visitas, aumento de la limpieza, pruebas, acceso a productos de higiene, equipo de protección personal, atención médica y aislamiento de los casos sospechosos. La información obtenida de la encuesta regional muestra que estas medidas aumentaron las tensiones y la violencia dentro de los sistemas penitenciarios.

“La pandemia de COVID-19 agravó una situación de precariedad en la región. Casi todas las medidas tuvieron impactos muy parciales y a largo plazo es probable que no tengan influencia en el desarrollo penitenciario latinoamericano”, explicó el Dr. Fondevila.

Destacó que algunos países tuvieron más éxito que otros, como Colombia, que tuvo liberación anticipada de personas y que las cárceles que implementaron mejor las medidas fueron las prisiones federales en todos los países.

El artículo sugiere algunas mejoras en cuanto a las acciones a aplicar en las prisiones:

  • Examinar la política y la economía de los procesos de toma de decisiones sobre los niveles de población carcelaria y las condiciones carcelarias,
  • Explorar los efectos a largo plazo de las medidas restrictivas para las personas encarceladas, sus familias y el entorno penitenciario,
  • Fortalecer los mecanismos para recopilar datos confiables sobre las cárceles y
  • Conocer las perspectivas y experiencias de los reclusos durante el COVID-19.

El Dr. Fondevila comentó que es probable que se haga una actualización de la información y que se integren otros países. También se podría analizar si ha habido medidas innovadoras frente a esas que se describieron en esta primera parte de la investigación para evitar el contagio de COVID-19 en las prisiones.

Gustavo Fondevila es profesor investigador de la División de Estudios Jurídicos (DEJ) del CIDE. Es Doctor en Derecho por la Universidad de Buenos Aires. Sus principales líneas de investigación son instituciones policiacas, perfiles delictivos y comportamiento criminal. Es columnista en el periódico Reforma.

Lee el artículo “Responding to COVID-19 in Latin American Prisons: The Cases of Argentina, Chile, Colombia, and Mexico” completo aquí.

Si tienes interés en entrevistar al Dr. Gustavo Fondevila para abordar los temas del artículo, puedes mandar un correo a comunicacion@cide.edu

 


Síguenos