Desde su concepción en 1974, el estudio de la economía estuvo en el centro del CIDE, como el propio nombre de la institución expresa. Al cabo del tiempo, se fueron dando distintas etapas en los objetivos prioritarios del estudio de la economía, pero siempre conservando el propósito de origen en cuanto a compaginar investigación y la docencia. En una intención inicial, se expresaba la prioridad de formar cuadros de alto nivel para la toma de decisiones de política económica en el sector público.

La primera etapa, 1975-1988, la planta académica prestaba atención a los principios de la micro y la macro de aquellos años, quizá con cierto sesgo por las ideas de Keynes y sus seguidores. Este sesgo se manifestaba también en considerar prioritario el estudio de la economía mexicana con la pretensión de impactar en las políticas del estado, aunque se incluía, desde el comienzo, prestar atención al contexto internacional.

En el ámbito más propio al país, fue destacable la integración del grupo de estudio de la economía mexicana. La primera y más importante publicación institucional, la revista Economía Mexicana, aglutinó los esfuerzo de este grupo de estudio. En ella, se revisaba semestralmente la evolución de los fundamentos macro y se profundizaba en estudios sectoriales y de micro aplicada. Dicha publicación fue muy exitosa en sus primeros años, pero a la vez fincó sus propias debilidades al conformar una visión de la economía y el desarrollo que no permitía la pluralidad ni era necesariamente compartida por todos los espacios de la acción pública. En la década de los 1980s, y en particular a partir de 1982, se redujeron sustancialmente los apoyos presupuestales y se cambió la orientación hacia un proyecto institucional, en atención a la agenda oficial, debilitando el rigor de la investigación en esos años.

Para resolver ese rezago, desde principios de los 1990s se tomaron iniciativas para modernizar la División, con la contratación de profesores jóvenes con grado de doctor. Con ello, se rescató el objetivo original de realizar investigación rigurosa, pertinente y basada en evidencia. Se relanzó la maestría en economía y se introdujo una licenciatura en la misma disciplina. A los pocos años, ambos programas alcanzaron un prestigio nacional e internacional, que se ha mantenido durante los años.

Desde 2000, la División de Economía ha consolidado un brillante claustro con alrededor de 25-30 investigadoras e investigadores que realizaron sus estudios de doctorado en universidades de alto prestigio internacional. Las líneas de investigación de la planta de profesores son diversas e incluyen temas en las áreas de Economía del Comportamiento y Experimental, Contratos y Organizaciones, Desarrollo Económico, Econometría, Finanzas Públicas, Historia Económica, Organización Industrial, Comercio Internacional, Economía del Trabajo, Macroeconomía, Microeconomía, Economía Política y Economía Pública. En esta etapa, la revista Economía Mexicana ha sido transformada en una nueva publicación de proyección internacional, Latin American Economic Review (LAER). LAER es una revista general de economía que publica investigación rigurosa empírica y teórica con un enfoque en la región latinoamericana, y está actualmente considerada como una revista líder dentro de las que tienen este enfoque.

En la actualidad, la División de Economía está considerada como uno de los tres mejores departamentos en México para estudiar, realizar investigación y docencia en el área de economía. En suma, desde su nacimiento, la misión de la División ha sido realizar investigación de calidad, y formar estudiantes con la dotación de las metodologías e ideas de la economía moderna, que bien pueden insertarse en el sector público, privado, o la propia academia.

Announcement. The Department of Economics have three tenure-track positions at its Mexico City campus, and one visiting assistant professor position at its Aguascalientes campus.

Review the call: https://bit.ly/31FiBuI


Síguenos